Buongiorno Italians
Image default
Community Editor's Picks Italians Roots

De la Spezia Deiva Marina (Liguria) al Perú y Bolivia

Mi abuelo, Natalio Rebisso Castagnola nacido en el año de 1898; llegó al Perú con sus padres a la edad de 12 años al inicio de la segunda guerra mundial, partió de Italia rumbo a América con sus padres desde el puerto de Génova en viaje en barco como muchos otros inmigrantes, con la esperanza de poder tener una vida alejada de la guerra.

A su arribo al puerto del Callao en la ciudad de Lima, se dirigieron a la provincia de Puno, donde empezaron a trabajar, abriendo un negocio pequeño en un inicio el cual con el pasar de los años creció, dándoles tranquilidad económica y estabilidad en una nueva tierra en la iniciaron su hogar, con el pasar de los años la familia creció: teniendo 2 hijas y un hijo. Al pasar de los años y con los años los padres de mi abuelo Natalio, decidieron regresar a Italia, dejando a su hijo mayor a cargo de los negocios, los cuales con el pasar de los años fueron creciendo y expandiéndose en al país de Bolivia.

 

Después de algunos años y ya siendo un hombre maduro , decidió casarse con mi abuela Estela Rubín de Celis de la Riva Loza con la que tuvieron cinco hijos : Ricardo,  Olga, Natalin , Luis y Socorro , los cuales pasaron gran parte de su vida en la provincia de Puno y residencia en la ciudad de desaguadero un pueblo fronterizo del Perú, debido a la actividad comercial que realizaba la familia que era de exportaciones, el lugar de residencia de la familia; con el pasar del tiempo mi abuelo destaco como persona conocida en la sociedad ; gracias a sus dotes de gente , siendo elegido Alcalde de Desaguadero y Cónsul Honorario del Perú en el país de Bolivia.

 

Durante su vida en el Perú, también compro una isla en el Lago Titicaca, la cual se convirtió en una hacienda de renombre en la provincia de Puno, gracias a la gran cantidad de productos que se lograron cultivar y a la fábrica de quesos que logran consolidar; este negocio fue manejado por sus hijos Ricardo y Natalin mi padre, quien es quien me hizo nunca olvidar el legado de trabajo y esfuerzo que se debía tener para conseguir los objetivos que me trazara en la vida. Mi padre es la primera generación de italianos nacidos en América; él me enseñó a querer esa tierra lejana Italia, la cual vio nacer a mi abuelo. Retomando la historia de vida de mi abuelo, el con los años cada vez veía más lejana la esperanza de volver a Italia y ver a su familia, mi abuelo murió en el Perú en el año de 1982 rodeado de sus hijos y mi abuela, con el sueño no realizado de volver a su tierra Italia; pero este sueño lo realizo a través de mi padre quien si logro conocer sus orígenes , regresando a la tierra de mi abuelo y conociendo a su familia, la cual albergo a mi padre durante varios años; esos años en la tierra de su padre lo hicieron descubrir y reconocer ese tierra como suya y hacer suyas todas las costumbres y creencias. Mi padre paso sus años de juventud en región de la Liguria, rodeado de su familia, compartiendo recuerdos y memorias de la vida de mi abuelo de pequeño.

 

Con los años , mi padre retorno al Perú ; pero antes vivió en Argentina durante algunos años y finalmente retorno al Perú , donde hizo suyo el legado de mi abuelo de trabajo, honradez y esfuerzo, trabajo hombro a hombro con su hermano para reflotar los negocios familiares que debido a las constantes y erráticas condiciones democráticas del Perú , habiendo mellado de manera profunda la economía de la familia, siendo la solución enfocarse en el patrimonio físico que mi abuelo les había dejado que era la tierra donde ya tenían una hacienda , la cual trabajaron incansablemente para rendir tributo a mi abuelo , siguiendo su ejemplo.

 

Con el pasar de los años, los reveces económicos se desvanecieron y la haciendo refloto y nuevamente, la tierra dio fruto. Durante más de 40 años mi padre Natalin trabajó incansablemente la tierra en la Isla adquirida por mi abuelo en el Lago Titicaca, quizás escogió este lugar porque él era un hombre de mar y no podía estar alejado de él.

 

Recuerdo muchas tardes de pequeña que veía a mi padre sentado y colocaba una canción que aún recuerdo de Nicola de Bari, Zíngaro; quizás recordando esos años en Italia donde fue tan feliz, yo lo miraba y no entendía porque su rostro reflejaba tanta nostalgia y lágrimas brotaban de sus ojos al escuchar esa canción; pero ahora con el tiempo entiendo, lo que es el amor por un país que, aunque este lejano se lleva en la sangre y arde como fuego.

Yo con los años, logre contactarme con mi familia en Italia, durante más de 10 años nos escribíamos por las redes sociales, hasta que llego el día en el que finalmente conocía a una prima y no puedo explicar lo que se siente con palabras al ver una persona que lleva tu misma sangre; pero que a la vez es tan lejana; pero al momento de vernos, fue como si jamás un océano nos hubiera separado, fue el momento más emocionante, hablamos de todo y de nada, nuestros silencios decían más. Han pasado los años desde ese primer encuentro con mi familia en Italia y varias veces nos hemos visto; pero la emoción que siento cada vez que nos vemos en Italia es como si fuera la primera vez, es muy cierto ese dicho que reza así: LA SANGRE, AUNQUE NO ES FUEGO, ARDE, o algo así.

No puedo más que estar enamorada de mi cultura y mi país el que me vio nacer que es el Perú; pero jamás podre no darle el peso que ha tenido y tiene mi vida el tener sangre italiana, la cual me hace sentir mas que orgullosa. Tengo un corazón divido entre dos amores Perú e Italia.

 

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/vanessarebisso/

Related posts

5 Hollywood stars of Italian origin that you did not know

Editor Team

Sons of Italy, dreaming of America

Editor Team

A story that remained secret for many years

Editor Team

Leave a Comment

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Translate »